Selena Gómez protagoniza la portada de Vogue por primera vez

La cantante que es por hoy es la reina de Instagram contó a la prestigiosa revista cómo ha sobrevivido al éxito.

Con una portada de infarto, Selena Gómez remeció esta tarde las redes sociales puesto que después de convertirse en unas de las artistas con más seguidores y me gusta en sus fotos en Instagram, reconoció que no paraba de revisar su cuenta, lo que claramente se estaba transformando en una adicción.


Por esa razón Sel decidió eliminar la aplicación de su teléfono y pedirle a su asistente que manejara su cuenta. “En cuanto me convertí en la persona con más seguidores de Instagram me asusté bastante”, reconoció la artista. “(Instagram) se convirtió en algo que me consumía. Era el motivo por el que me levantaba y acostaba cada día. Era una adicta, y sentía que estaba viendo cosas que no quería ver, como si estuviera metiendo cosas en mi cabeza que en realidad no quería que me importaran. Siempre me sentía como una mierda cuando miraba Instagram“, declaró para Vogue.

Wearing @coach for @voguemagazine !!

Una publicación compartida de Selena Gomez (@selenagomez) el

Además, reveló que los tours la ponían triste por el constante estrés que le provocaba cada concierto, sin embargo, tras su colapso y posterior rehabilitación hoy está recuperada y preparada para afrontar la vida de una forma distinta. “Los tours son algo muy solitario para mí. Mi autoestima estaba destruida. Estaba deprimida, con ansiedad. Empecé a tener ataques de pánico antes de salir al escenario. (..) Básicamente, sentía que no era buena, que no era capaz”, contó la cantante.

Después de esta complicada etapa, esperamos que la cantante se recupere cada día más y encuentre su equilibrio. ¡Te enviamos todas la fuerzas Sel!