Pablo Alborán en Chile: el regreso de las baladas

El cantautor tuvo hace algunas horas su última presentación en Santiago, el 26 de abril se presentará en Concepción y finalmente, el 28 de abril en Temuco.

Por Scarleth Núñez Rivas / Fotos: Camilo Ponce

Pasión y romanticismo en un acento español es lo que se vivió ayer en el concierto de casi dos horas de duración del cantante de Málaga, Pablo Alborán, en el Movistar Arena.  La gira que lo trajo al país por cuatro fechas es su “Prometo Tour”, en la que hace un repaso por los grandes éxitos que ha logrado en sus ocho años de carrera con sus cuatro álbumes de estudio: Pablo Alborán (2011), Tanto (2012), Terral (2014) Y Prometo (2017).

Foto: Camilo Ponce

Foto: Camilo Ponce

Con pocos minutos de retraso, a las 21:10 horas, comenzó el concierto con un video promocional de la gira, donde se escuchaba la voz de Alborán con distintas imágenes de fondo que eran acompañadas por diferentes juegos de luces. Esto, le dio paso a la canción encargada de comenzar el espectáculo que fue el éxito radial “No vaya a ser”, donde apareció el cantante con un estilo bastante relajado compuesto por unos jeans negros, una polera gris y una desabotonada camisa celeste.

Foto: Camilo Ponce

A la mitad del concierto, cuando Pablo Alborán cantó el tema “Saturno”, el Movistar Arena se convirtió en 9 mil estrellas, ya que cada persona del público levantó una estrella de color blanco durante la canción. Estas estrellas fueron pegadas en cada asiento, por miembros de dos de los fans club del cantante, antes de que se iniciara la prueba de sonido. ¡Fue un momento muy emotivo!

Foto: Camilo Ponce

Foto: Camilo Ponce

 

El compositor, demostró sus múltiples talentos musicales a lo largo del concierto, donde interpretó los temas “Perdóname” y “Te he echado de menos” con su guitarra en mano, también realizó una mini percusión antes de cantar el tema “Vivir” y finalmente, demostró que sabe tocar el piano, ya que junto a este instrumento cantó el que es su mayor éxito “Solamente tú”.

Foto: Camilo Ponce

En un momento del espectáculo, Pablo Alborán comentó su agradecimiento no solo con el público chileno, sino también con la prensa y a la televisión del país, ya que éste fue uno de los primeros lugares que le abrió las puertas cuando él recién comenzaba su carrera artística. Además, cuando interpretaba la canción “Curo tus labios”, donde la letra dice: “quién nos dijo que no somos buen equipo no supo bien de quienes hablaba ese tipo”, Alborán comentó hacia la audiencia: “Somos el mejor equipo que hay familia” que tuvo como respuesta un Movistar Arena que se repletaba de felices gritos.

Foto: Camilo Ponce

Pablo Alborán demostró en cada minuto que estuvo en el escenario su muy buena voz, su talento con diferentes instrumentos y uno que otro paso de baile, que se volvía un griterío entre sus fans. El concierto tuvo una buena puesta en escena con las diferentes imágenes y videos en las pantallas que junto al juego de luces le otorgaron a la noche un toque más mágico. Se podía sentir el amor en el aire y no porque uno de los públicos principales fueran parejas, sino por lo que entrega Alborán en el escenario, al sonreír y disfrutar en cada canción hace imposible que uno no quiera sonreír junto a él y eso, es mágico.

Foto: Camilo Ponce

Foto: Camilo Ponce

Foto: Camilo Ponce

Foto: Camilo Ponce