El debut de Paulo Londra en Chile: la nueva promesa de la música urbana latina

Con una voz inconfundible y varios éxitos bajo el brazo, el cordobés Paulo Londra se presentó ayer en la noche en el Teatro Caupolicán. Estuvimos ahí para contarte todos los detalles de su exitoso show, ¡No dejes de leer!

A eso de las ocho de la noche, un teatro Caupolicán lleno de un público mayoritariamente adolescente centró su atención en el video de introducción del argentino de 20 años. En él, Paulo contó que vivía una vida de un chico normal, apasionado por el basquetball y los videojuegos, hasta que cuando vio la película “8 Millas”, protagonizada por Eminem, sintió una enorme pasión por el hip hop. Además admitió que dedicarse a la música lo ayudó a vencer su gran timidez. Una muy buena forma de presentarse ante su público chileno quien coreó hasta el fin el primer tema que interpretó: “Condenado para el Millón”.

Cuando finalizó esta canción, le confesó al público que estaba muy nervioso, pero que de a poco se iría soltando, por la buena onda que sentía desde ya. Durante todo el show hizo una especie de diálogo de sus experiencias con su amigo de la infancia y DJ, Alana Tejeda, quien estuvo presente en el escenario permanentemente.

Interactuando constantemente con el público, el artista se mostró emocionado por el apoyo, sobretodo porque sus fans conocían desde sus primeras canciones como “Relax”, “Cámara Lenta”, “Me tiene mal”, hasta las más actuales como “Chica Paranormal”. Junto a Alan, contó que sus relaciones eran un tema al que recurría al momento de escribir, y prueba de ello son los temas “Me tiene mal” y “No la puedo olvidar”.

Ya casi en la segunda mitad de su show, comenzó un espacio al que Paulo llamó, “El Planeta de las Colaboraciones”, comenzando con su último éxito a nivel mundial, “Cuando te besé”, en donde mostró un video que le dejó su compañera de canción, Becky G, saludándolo. Después interpretó “Te Amo”, originalmente con el grupo Piso 21, cuya ausencia ni se notó por los fuertes cantos de los presentes.

Casi al finalizar el show de casi una hora y media, Paulo cantó su tercera unión musical, “Nena Maldición”, tema junto al puertotiqueño Lenny Tavárez, quién también lo saludó por medio de un video. Esta vez subió al escenario a su productor Ovy, a quién Paulo lo llamó “la mente maestra detrás de sus temas”.

Una noche inolvidable para él y para los cientos de fanáticos que presenciaron su debut en nuestro país. Un verdadero fenómeno de la música urbana, que con tan solo un año de carrera y que partió haciéndose conocido en batallas de rap, ya se ganó el corazón del público chileno. ¡Esto es solo el principio!