DrefQuila: “En el trap me puedo desenvolver como quiero”

Conversamos con el exponente del trap chileno, DrefQuila, quien nos habló de sus inicios, sus proyectos y mucho más. ¡No te pierdas la entrevista!

Por Margarita Villegas y Scarleth Nuñez / Fotos: Nicolás Loren

Tiene 20 años, es oriundo de Coquimbo, y quiere comerse al mundo con su música. Firmó hace poco un contrato con Warner Music y prepara el lanzamiento de su primer disco titulado “Aqua”, que será grabado en Nueva York. Su canción “A Fuego” -parte de sus inicios como artista independiente- está presente en la nueva teleserie de Canal 13 “Pacto de Sangre”, y su nombre artístico, DrefQuila, se hace cada vez más conocido en la escena nacional. Sin duda, Claudio Montaño, tiene un futuro muy auspicioso.

AP: ¿Cómo te gustan qué te digan?

D: Como quieran, Claudio, Dref, Drefcito.

AP:  ¿De dónde nace este nombre DrefQuila? ¿Por qué?

D: Yo era demasiado chico, muy pequeño y me tenía que poner un nombre de rapero, no me podía poner MC Claudio, porque no me gustaba. Entonces, un día empecé a buscar nombres a la deriva uno que sonará bueno no más, empecé un día a decir: “drap, drep, drip, drop” y sonó “dref” y dije: “¡Ah, ese sonó genial! Y después me puse “Kila” que es como asesino en el slang estadounidense, porque estaba en el tema de las batallas y después, cuando empecé a hacer música era otra onda, era una vibra totalmente distinta, música sanadora por decirlo así y ahí yo opté por cambiarme el “Kila” de asesino a como suena ahora “Quila”, así con q, más chilenizado. Después, me llevé la sorpresa de que Quila en mapudungun significa “tres puntas” y esas tres puntas las relaciono con un triángulo entre el cuerpo, el alma y la mente. Entonces, sería como Dref en cuerpo, alma y mente, alineados siempre.

AP: ¿Cuándo partiste con las batallas y con el gusto por este tipo de música?

D: Partí en las batallas en el 2013 y el 2014 participé en una competencia más grande, nacional y ahí me hice un poco más conocido, de hecho, me hice un poco conocido, porque no era conocido y ahí partió todo en verdad. Después del freestyle, me metí en el mundo del trap como por el 2014-2015 y ahí he estado hasta el día de hoy.

AP: ¿Cómo se dio esta evolución musical tuya? 

D: La evolución nació en que yo me sentía un poco limitado en el rap, porque las temáticas que se hablan normalmente son ciertas cosas no más. Musicalmente, el rap sigue siempre una estructura, en el trap me di cuenta de que sí había una libertad más grande, ya sea, de poder ejecutar cosas, de poder hacer canciones más cantadas con efectos de voces con cortes o que quizás hubiera solo instrumental por 30 segundos sin yo cantar y todo eso. Son cosas que en el rap no se dan, porque el rap es más duro, todo el rato es de rapear, rapear, rapear. Entonces, yo en mi afán de buscar lo nuevo, me topé con el trap y me di cuenta de que ahí si me podía desenvolver junto a las herramientas que tenía.

AP: Entonces, ¿sientes que el trap era para ti?

D: Sí, yo creo que sí. Si bien no hago el trap purista, por decirlo así -no hago el trap que habla de las drogas, de la mujer, todo eso- sí me siento parte de la movida del trap, porque para mí el trap es salir del barrio y ayudar a los tuyos con dinero, y si ese dinero me lo estoy ganando en base a lo que me gusta hacer no veo ni un problema. No sé cuál sería mi diferencia con un gangster.

Trap v/s estudios universitarios

AP: Contaste en una entrevista que tus padres no se tomaron muy bien cuando decidiste no estudiar y dedicarte en un 100% al trap. ¿Cómo fue ese momento?

D: Más que mis padres, fue mi papá, porque mi mamá me apoyó desde un principio y mi papá obviamente, como cualquier padre, vio que su hijo quería dejar la universidad, porque quería ser cantante siendo que cuando la dejé no era tan conocido, no tenía ningún respaldo detrás, no tocaba en vivo, nada. Estaba yendo a ciegas a mi sueño, entonces ese era un poco el “drama” o la problemática. Él también es de una época en la que hay que tener un “cartón” para triunfar o más que eso, él quería verme a mí con un “cartón” en mano, sentirse orgulloso y que todos esos años no fueron en vano. Entonces, cuando vio que me estaba yendo bien, que me empezaron a escuchar más, que las reproducciones que yo dije que podía tener eran ciertas, cuando saqué videos más profesionales ahí sí me creyó, sí creyó en mí, cuando vio cosas tangibles y hasta el día de hoy, son mis fans número uno. Ambos son mis mejores amigos y son parte importante del éxito que estoy teniendo ahora.

AP: El contrato con Warner Music debe ser una especie de licenciatura para ellos.

D: Sí, alivio, claro ellos ya ven algo que me pueda respaldar

AP: Te graduaste al final.

D: No sé si la graduación, yo creo que falta todavía, pero si es un paso que había que dar, pero eso, en verdad, entiendo como ellos reaccionaron y todo.

AP: Eres un joven normal, de bajo perfil. ¿Cómo lo haces para, por ejemplo, cuando tienes que grabar un video como el de “Fe” en donde te debes personificar?

D: Yo creo que en verdad, no es como que Claudio sea uno y DrefQuila sea otro, no me gusta hacer esa división, pero sí cuando hay que ponerse en modo DrefQuila, hay que ponerse. Entonces, yo cuando no estoy en un escenario, cuando no estoy en un video, no estoy grabando, cantando o dando entrevistas, soy una persona normal. Por lo demás soy bien tranquilo, no soy mucho de ir a fiestas o de quedarme después del evento a carretear. Entonces, cuando me toca hacer cosas como esas yo feliz, en verdad, hay que tener estos dos polos, uno donde está tu familia, tu ambiente, tu vida personal, y en el otro está la música en la que si tú te quieres comer el mundo vas a tener que hacerlo y eso implica, aparte de vestirte, hacer videos, levantarte temprano e irte de gira y dejar de ver a tu familia, es pasar día y noche en un estudio.

AP: ¿Qué se siente el interactuar con las personas en los conciertos?

D: Para mí, los shows en vivo son una de las cosas que más energía me entregan, quizás son diferentes tipos de energía. Por ejemplo, cuando saco una canción nueva, esa energía que me da es distinta a la que me da cuando estoy cantando. Entonces, cuando estoy en un show en vivo soy súper enérgico, porque el público está inyectado, está entregado, quiere saltar, quiere cantar, yo lo percibo, lo reproduzco y ¡boom! Ahí va el feedback. Si yo llego motivado, ellos se motivan y si ellos están motivados, yo me motivo, así es.

AP: ¿Cómo fue para ti presentarle al público el video de “fe” y cómo notaste tú la reacción de la gente?

D: Sí, la verdad fue súper satisfactorio, porque es un trabajo que llevamos hace meses, de hecho, esta canción está lista, quizás, desde enero de este año. El video lo íbamos a hacer mucho antes de firmar con Warner, siempre fue el objetivo. Entonces, ya poder sacarlo, ya poder dar a luz ese video, después de todo el esfuerzo que hicimos por grabarlo, por todo lo que nos hicieron esperar otros sellos que nos decían que no sacáramos música, porque estábamos en conversaciones, pero después llegar acá y lo primero que había que hacer era hacer el video, fue todo muy bacán. Muchos sentimientos encontrados porque por fin le pudieran dar play al video y que pudieran ver el resultado y en verdad, el efecto que queríamos generar nosotros con ese video, era como un golpe, un golpe en la mesa, de decir “miren, estábamos sin subir nada, porque estábamos haciendo esto e independiente de si te gusta o no el tema, es un gran video”. Eso es lo que queríamos demostrar y yo creo que lo logramos, los medios han hablado bien del video, en las redes sociales puros buenos comentarios, yo creo que los números hablan.

AP: ¿Cómo te tomas las críticas?

D: Yo me río mucho, me río todo el día cuando veo los comentarios, memes, me río no más. Eso es lo único que yo hago. Le recomiendo a mi familia que no lea los comentarios, que no vean las publicaciones, que no comenten, que no me avisen a mí que vieron algo, porque en verdad, es algo que no me va ni me viene como dije antes en otras entrevistas, una persona que no me escucha o que no me ha escuchado nunca y que no lo va a hacer, viene y me critica, ¿qué me puede importar a mí esa persona? Antes no figuraba en mi masa de fans o de seguidores ¿qué daño podría hacer? Entonces, la gente siempre va a tener una opinión, siempre va a buscar una polémica y siempre va a haber una masa que se va a sumar a esa polémica y van a encontrar ahí el hoyo para tirarme y al ver la oportunidad, lo van a hacer y eso va a existir siempre, cuando ya no me tiren,  ahí me voy a preocupar, pero ahora que están hablando bien o mal, todo sirve.

AP: ¿Cuál es tu red social favorita?

D: La red social que más uso es Instagram, todo el día. Encuentro que Instagram reúne todo. Ahí igual tengo más conexión con la gente, es más fácil ver mensajes y responderlos, ver videos, en qué te etiquetan, las historias, es más fácil comunicar algo, los videos en vivo son más didácticos. Esa es mi red social favorita.

AP: Sobre tu contrato con Warner, ¿eres el único artista chileno?

D: Sí, el único después de como 15 años.

AP: ¿Con qué artista chileno te gustaría colaborar?

D: No sé, ahora último no he estado escuchando chilenos. De hecho, hace mucho tiempo que no escuchó música chilena. Me gusta mucho la escena del trap chileno, pero no sé si haría colaboración con todos o con alguno. Me gusta escucharla, analizarla, informarla, estudiarla, sé de los nuevos, de los que casi ni tienen reproducciones, yo los conozco, hay que saber igual, estar informado sobre la escena, pero una colaboración en específico con alguien, no.

AP: ¿Y colaboración con alguno internacional?

D: Sí, si algún día se da la oportunidad me gustaría una colaboración con Pharrell, con Ñejo que es de Puerto Rico, es bueno, me gusta Ñejo. Siempre que me preguntan esto se me olvidan todos (ríe), aparte yo creo que con la música que estoy haciendo ahora, encajaría con Pharrell.

DrefQuila