Camila Cabello en Chile: Un triunfo en solitario

Pura emoción. Así fue el paso de Camila Cabello por Chile, quien hizo bailar a todo el Movistar Arena ayer en la noche con su primera gira mundial como solista, el “Never Be The Same Tour”. Emoción que logró con éxitos como “Havana” y “Know No Better”, pero también con sus cercanas palabras e incluso con canciones no lanzadas oficialmente. ¿Te perdiste el show o quieres revivirlo? Entonces continúa leyendo el completo review que Agenda Pop preparó para ti.

Texto: Scarleth Nuñez y Sol Reyes / Fotos: Camilo Ponce

La chilena que abrió el show

Antes de enfocarnos en Camila, es imposible no comentar el show de nuestra representante nacional. Una muy puntual Denise Rosenthal inauguró la noche con un show que incluyó temas de su último álbum “Cambio de Piel” y también una de sus canciones más conocidas, “I Wanna Give My Heart”. El público del Movistar Arena cantó con ella a todo pulmón, y como está acostumbrada a hacerlo, dejó todo en el escenario en los 30 minutos que duró su presentación. ¿Las más coreadas? Por supuesto, fueron “Isidora” y “Lucha en Equilibrio”. El show que entregó Denise fue ideal para comenzar una noche de mujeres talentosas.

La experiencia del “Never Be The Same Tour”

Camila Cabello dio inició al concierto a las 21:00 horas con su canción “Never be the Same” la que fue recibida por los miles de gritos de sus fans. Ella apareció con un pantalón negro, chaqueta del mismo color, polera blanca y sobre ésta un corsé negro que combinaba con sus guantes. Después cantó un tema más movido “She Loves Control”, con el que la cantante dijo: “¿Están listos para el carrete?”, a lo que obtuvo un gran sí de la audiencia y siguió con su canción “Inside Out”. Más tarde comenzó a interactuar con el público en un español casi perfecto, aunque comentaba que haría un “spanglish”, porque el hablar en español frente a tantas personas la ponía nerviosa y luego, pidió que la dejaran cantar un tema de amor y ahí fue cuando interpretó un cover deCan’t Help Falling In Love” de Elvis Presley.

El momento más emotivo de la noche llegó cuando Cabello interpretó “Something’s Gotta Give”, ya que antes de cantar el tema dio un discurso sobre “el amor y el miedo” y sobre cómo es importante escoger el amor, porque el miedo solo dice que “te calles”. Cuando comenzaron las primeras notas del tema, los fans levantaron carteles que decían “you are our reason to stay” (tú eres nuestra razón para quedarnos), a lo que ella respondió muy emocionada “ustedes son mi razón para quedarme, los adoro”. Durante su interpretación, en la pantalla principal se mostraban vídeos de diferentes protestas americanas como marchas por el control de armas, por la inmigración, los movimientos feministas, los refugiados y el movimiento Black Lives Matter. Al término de la canción agradeció a sus fans, diciendo: “me impresionaron mucho con los posters, soy la chica más afortunada del mundo”. 

Más adelante, continuó con su último sencillo “Consequences”, tema en el que pudo lucir su voz y su talento para el órgano. También, aprovechó cada momento entre canción para agradecer a sus fans por el apoyo a ella no solo como artista, sino como persona. Además, comentó que al tour le quedaban tres fechas y que quería terminar su gira el Latinoamérica, porque estos son los países que dan “la mejor energía”. 

Durante la canción “Scar Tissue”, la cubana comentó que escribió este tema en un momento malo de su vida y llamó a sus fans a enfrentar el dolor y que se tratasen a sí mismos como lo harían con sus mejores amigos. Después pasó a “In The Dark” donde pidió que las luces se apagaran e incluso, cuando el público se quedó en silencio, cantó un verso sin el micrófono. Para su canción “Real Friends”, eligió a cinco afortunados fans que subieron al escenario a cantar con ella. Finalmente, el concierto terminó con su más grande éxito “Havana”, canción donde Cabello mostró una buena coreografía con ritmos latinos, mientras se despedía de Chile.

Pero Camila parecía una chilena más, incluso, se aprendió algunos modismos, como “la raja”, que usó repetidamente durante la velada. Su poderosa voz llenó el recinto en casi una hora y media de concierto. Como se esperaba, finalizó el show con su mayor éxito, “Havana”. Por su parte, la artista de 21 años parte a Argentina a presentarse en Buenos Aires, la penúltima fecha de este tour, que finaliza en Puerto Rico.

Desde el primer momento, Cabello no desperdició ningún momento en demostrar su gran calidad vocal y la cercanía que tiene con sus fans, una conexión que se siente completamente genuina. Fue un espectáculo de gran calidad al tener un buen uso de las pantallas, los juegos de luces y los bailarines que junto a la energía que irradia Cabello hacían del ambiente una fiesta inolvidable. Muchos dudaron cuando la cantante dejó su grupo Fifth Harmony, pero la realidad es que Camila Cabello ya se ganó su lugar en la industria como solista, porque ella nació para brillar sola y lo hace de una manera espectacular.

Definitivamente después de este show, no volveremos a ser los mismos. ¡Vuelve pronto Camila!